GOLFO PARADISO: CAMOGLI Y SAN FRUTTUOSO

duración: 6 horas

Si quieres conocer el alma marinera y la naturaleza más indomable y salvaje de la Riviera, no puedes perderte Golfo Paradiso.

Déjate conquistar por la evocativa Camogli, un pueblo con una milenaria tradición de pescadores, que acoge quien llega desde el mar con una hilera de casas altas y multicolores. Bajaremos por una red de callejuelas y pasajes estrechos que acaban en la playa, en la sombra de la iglesia, y en el pequeño puerto diseminado de gozzi, los típicos barcos ligures. Si tu visita es en mayo podrás participar a la fiesta del pescado, un evento imperdible para las personas del lugar y para cientos de curiosos que concurren cada año.

Pasaremos entonces a San Fruttuoso, una fascinante destinación que remonta al siglo IX y al que hasta este día solo se puede llegar por mar o a pie, cruzando hermosos senderos que se abren por el promontorio de Portofino. Nos acogerá una pequeña bahía con un mar cristalino e incontaminado, que circunda el pequeño burgo y el complejo benedictino de San Fruttuoso, devuelto a su antiguo esplendor por el FAI (Fondo Ambiente Italiano). Allí encontrarás también el Cristo de los Abismos, la famosa estatua broncea colocada justamente en el fondo del mar.

Reservar una excursión